codigopolitico.mx
Cargando

Type to search

Combates alcanzan “intensidad máxima” en el este de Ucrania

Escrito por Agencia

Los combates en el este de Ucrania llegaron este jueves a su “máxima intensidad”, afirmaron las autoridades locales, quienes siguen reclamando más armas a los países occidentales para contrarrestar el poderío militar de Rusia, que, según el canciller alemán Olaf Scholz, no ganará esta guerra.

“El presidente ruso, Vladimir Putin no debe ganar su guerra. Y estoy convencido: no la ganará”, dijo el jefe de gobierno alemán, en un discurso durante el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza.

Horas antes, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, y su ministro de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba, describieron la superioridad de las fuerzas rusas en el Donbás, en el este del país, donde se concentra ahora la ofensiva rusa, y pidieron más apoyo militar a los países occidentales.

“El enemigo es netamente superior en términos de equipo y número de soldados. Necesitamos ayuda de nuestros socios y especialmente armas”.

Alemania es uno de los países más señalados por su cautela a la hora de entregar armamento pesado a Kiev, como por ejemplo tanques. “Apreciamos todos los esfuerzos del gobierno alemán para encontrar armamento pesado” para permitir que Ucrania se defienda, “pero no entiendo por qué es tan complicado”, dijo Kuleba.

En su discurso, Scholz no hizo referencia directa a estas críticas.

Según el canciller, Putin, que lanzó su invasión de Ucrania hace tres meses, “ya no ha logrado sus objetivos estratégicos” y “una invasión de toda Ucrania” parece “hoy más alejada que en el inicio de la ofensiva”.

Esto se explica por la resistencia “impresionante” de las fuerzas ucranianas y por la reacción de los aliados occidentales, que va desde sanciones contra Rusia hasta el apoyo militar a Ucrania.

“No hacemos nada que pueda hacer que la OTAN entre en guerra. Esto significaría una confrontación directa entre potencias nucleares. Se trata de hacer entender a Putin que no podrá dictar la paz. Ucrania no lo aceptará y nosotros tampoco”

Los combates se concentran actualmente en el este de Ucrania, donde llegaron a su “máxima intensidad”, según la viceministra de Defensa ucraniana, Ganna Malyar, quien advirtió de que se está entrando en una etapa “extremadamente difícil” y “larga” del enfrentamiento.

Concretamente, el ejército ruso intenta hacerse con el control de la ciudad de Severodonetsk, que tenía unos 100 mil habitantes antes de la guerra.

La localidad es clave para que Rusia controle totalmente el Donbás, una cuenca minera parcialmente ocupada desde 2014 por separatistas prorrusos apoyados por Rusia.

Según Kuleba, “algunas ciudades y pueblos no existen más” en la región del Donbás, sometida desde hace días a intensos bombardeos.

“Han sido reducidas a ruinas por la artillería rusa, por los sistemas rusos de lanzamiento múltiple de cohetes”, señaló el ministro, quien agregó que ese es precisamente el tipo de armas que necesita su país ahora.

Según Serguéi Gaidai, gobernador de la región, “la situación en la ciudad es muy difícil” y “la próxima semana será decisiva”. Dijo que unas 15 mil personas siguen en Severodonetsk y en los pueblos vecinos, pero la mayoría no se quiere ir pese a los bombardeos incesantes.

En esta región, las ciudades en la línea de frente han quedado sin habitantes y quienes permanecen, a menudo ancianos, pasan la mayor parte del tiempo escondidos en sótanos.

Como en la ciudad de Soledar, a algunas decenas de kilómetros de Severodonetsk, donde Natalia, de 47 años, salió a la calle “solo para ver gente”.

“Necesitamos saber que no estamos solos y que todavía hay vida por aquí”, declaró.

En la ciudad vecina de Lysychansk, la policía tomó el control de los servicios funerarios para enterrar a los muertos, dijo Gaidai. Al menos 150 personas tuvieron que ser sepultadas en una fosa común, agregó.

Según la presidencia de Ucrania, en las últimas 24 horas, al menos tres personas murieron en esta localidad de la región de Lugansk y otros cuatro civiles en la de Donetsk.

En Járkov, en el noreste, murieron dos personas en un bombardeo, y en el sur, cerca de Mikolaiv, otros dos civiles perdieron la vida debido a los combates.

“Los países que demoran el suministro de armas pesadas a Ucrania deben entender que cada día que pasan decidiendo, sopesando diferentes argumentos, hay gente muriendo”, insistió Kuleba en Davos.

Ante la preocupación por la incapacidad actual de Ucrania de exportar granos debido al bloqueo ruso de sus puertos, el ministro ucraniano informó de conversaciones de Kiev con la ONU sobre la posibilidad de un paso seguro desde el puerto de Odesa.

Este jueves, las autoridades rusas negaron que estén bloqueando los puertos para la exportación de cereales y acusaron a los países occidentales de “haber tomado una serie de medidas ilegales” que provocaron esta situación.

Los países occidentales “deben anular estas decisiones ilegales que obstaculizan el flete de los navíos y la exportación de cereales”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, refiriéndose a las sanciones contra Rusia.

Ucrania es un gran exportador de trigo y maíz, pero su producción y ventas están bloqueadas desde el inicio de la ofensiva.

Este jueves, el Banco Central de Rusia bajó de 14 a 11% su principal tasa de interés para contrarrestar el fortalecimiento del rublo. Las autoridades financieras se felicitaron porque se “ha mantenido la estabilidad y evitado una espiral de inflación” pese a las sanciones internacionales.

Visto 72 veces