Cargando

Type to search

Sin público, hoy se inaugurará la Semana de la Moda de Nueva York

Escrito por Por: Agencia

La Semana de la Moda de Nueva York, que se inaugura este domingo 13 de septiembre con pocos grandes nombres, prácticamente sin público y en una ciudad medio desierta, muestra que no se rinde y tiende una mano a los diseñadores de Estados Unidos en medio de una crisis inédita por la pandemia de coronavirus COVID-19.

Que nadie se moleste en buscar los nombres de Michael Kors, Tommy Hilfiger o Ralph Lauren, habituales pesos pesados del calendario, pues no estarán presentes en esta Semana de la Moda de Nueva York, que durará poco más de tres días: desde el domingo en la noche hasta el miércoles 16 de septiembre.

Deseosos de vender parte de la mercancía que se les ha acumulado desde el comienzo de la pandemia y muchas veces afectados por una cadena de producción que se enlenteció en medio de la crisis sanitaria por el coronavirus, los grandes diseñadores presentarán sus colecciones luego, fuera del usual calendario de la moda.

Marc Jacobs renunció del todo a su colección primavera-verano 2021.

El único gigante de esta industria que acudirá a la cita en la Semana de la Moda de Nueva York será Tom Ford, que presentará su colección virtual para el cierre del evento, la noche del miércoles.

Su presencia es símbolo de la voluntad del sindicato estadounidense de la moda (CFDA), del que es presidente, de apoyar a los diseñadores de todo tipo (algunos al borde del precipicio).

Históricamente los diseñadores estadounidenses de alta gama se han apoyado mucho en las tiendas por departamento, que ya estaban sufriendo complicaciones y que han caído una tras otra en medio de la pandemia, desde Barneys a Lord & Taylor o Neiman Marcus.

Los desfiles con público casi desaparecieron de esta edición de la Semana de la Moda de Nueva York, salvo raras excepciones, entre ellas el de Jason Wu en la apertura de la noche del domingo o el de Rebecca Minkoff, el martes.

La lucha, aún en marcha de Estados Unidos por controlar la pandemia, explica las diferencias con las semanas de la moda de París, Milán o Londres, en las que los desfiles públicos fueron mucho más frecuentes.

 “Más allá del riesgo sanitario, estoy simplemente intentando pagarle a la mayor cantidad de empleados posible y no tener que hacer nuevos recortes, gastar varios millones de dólares en un desfile no tiene sentido”.

 Tom Ford, diseñador de modas.

Muy pragmático, este hombre de 59 años que usualmente viste de traje negro, no cree que haya una temporada “normal” antes del otoño boreal de 2021.

Para ayudar a los diseñadores estadounidenses, el sindicato ha invertido en una nueva plataforma, bautizada Runway360, que permite a las casas presentar gratuitamente sus colecciones y crear un evento virtual para sus creaciones.

Más de 50, de unos 70 diseñadores inscritos para esta Semana de la Moda de Nueva York, usaron el Runway360, y esta semana muchos filmaron secuencias en esta ciudad estadounidense antes de poner en línea su contenido de video el día previsto.

Aún sin desfiles presenciales, la moda es un negocio y la Semana de la Moda de Nueva York es una plataforma para que los diseñadores hagan negocios”. Steven Kolb, director general de CFDA.

“Muchos jóvenes diseñadores encontrarán en este momento inédito una oportunidad para ganar visibilidad”, dice en tanto Geoffrey Owens, diseñador afroestadounidense que presenta el domingo su primera colección bajo la marca Zoonek, en el desfile Flying Solo.

Hace solo un año, Owens cortaba cabellos en su peluquería en Virginia, mientras soñaba con la moda.

Ya tenía facilidad para el dibujo y aprendió a coser en solo 30 días y pudo “activar este don”. Desde entonces, las puertas no paran de abrirse, cree Owens.

    “Las grandes marcas ya no se están presentando tan agresivamente, por lo que pienso que tendré una mejor oportunidad de darme a conocer”.

    Mohamed ElMadawy, de origen egipcio y quien se instaló en Nueva York en 2012.

ElMadawy también presentará la colección de su marca Elmadawy el domingo en el show de Flying Solo, una boutique de Soho que apoya y promueve a los diseñadores emergentes.

Para Owens, los diseñadores tienen además un papel que jugar de cara a la sociedad para ayudarla a salir de ese lugar oscuro en el que hemos vivido los últimos seis meses.

Visto 75 veces